Andaba nacional

portada Andaba Cuando se escucha a los jóvenes hablar de sus deportes, cuando narran sus peripecias de los compromisos de sus equipos, cuando se asiste a algún partido sobre el campo de juego, cuando se estima que las sociedades deportivas, se advierte que, por las lecciones diarias que se desprenden de las practicas deportivas, estas pueden convertirse en una escuela de virtudes que hacen de las sociedades habituales, al mismo tiempo que constituyen un ornamento de estas, que realzan su nivel moral y le evitan las decadencias de estas…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *